29 de octubre de 2008

Reflexiones

video

Esto es algo así como una primicia. Es el vídeo de entrada de un programa sobre biomimética que estamos preparando en Redes. Tras mucho sufrimiento, desavenencias varias y muchas muchas horas de curro.. aquí está. Me parece que el resultado está muy bien. La canción,maravillosa, forma parte del baúl secreto que Reimon atesora y que pocas veces abre. Es de Dead Can Dance,un grupo¿? de música gótica australiano, formado por Lisa Gerrard y Brendan Perry. Es complicado decir qué tipo de música componen. En su último disco, Serpent's Egg, de donde procede la banda sonora del repor, The Host of Seraphim, hay un poco d emúsica antigua y étnica. El resultado es peculiar y extraordinariamente diferente al resto de grupos.

Espero que os guste :)

28 de octubre de 2008

La zambullida o la desaparición en la locura


Querría bañarme en extrañeza:
estas comodidades amontonadas encima de mí,
me asfixian!
¡Me quemo, ardo en deseos de algo nuevo,
amigos nuevos, caras nuevas y lugares!
Oh, estar lejos de todo esto,
esto que es todo lo que quise…salvo lo nuevo.
¡Y tú,amor, la que mucho, la que más he deseado!
¿Acaso no me repugnan todas las paredes,
las calles, las piedras,
todo el barro, la bruma, toda la niebla,
todas las clases de tráfico?
A ti, yo te querría
fluyendo encima de mí como el agua,
¡oh, pero fuera de aquí!
Hierba y praderas y colinas y sol
¡oh, suficiente sol!
¡Lejos y a solas, en medio de gente extraña!

Ezra Pound

Soy vertical


Pero preferiría ser horizontal.
No soy un árbol con las raíces en la tierra
absorbiendo minerales y amor maternal
para que cada marzo florezcan las hojas,
ni soy la belleza del jardín
de llamativos colores que atrae exclamaciones de admiración
ignorando que pronto perderá sus pétalos.
Comparado conmigo, un árbol es inmortal
y una flor, aunque no tan alta, es más llamativa,
y quiero la longevidad de uno y la valentía de la otra.
Esta noche, bajo la luz infinitesimal de las estrellas,
los árboles y las flores han derramado sus olores frescos.
Camino entre ellos, pero no se dan cuenta.
A veces pienso que cuando estoy durmiendo
me debo parecer a ellos a la perfección-
oscurecidos ya los pensamientos.
Para mí es más natural estar tendida.
Es entonces cuando el cielo y yo conversamos con libertad,
y así seré útil cuando al fin me tienda:
entonces los árboles podrán tocarme por una vez,
y las flores tendrán tiempo para mí.

Sylvia Plath

21 de octubre de 2008

12 de octubre de 2008

Un soñador




La de Ray Lamontagne es la historia de un esfuerzo por conseguir un sueño. Y en los tiempos que corren, en que los soñadores están en peligro de extinción, es toda una hazaña que este cantautor americano lo haya conseguido. Gracias a una canción, dejó su trabajo en una fabrica de zapatos para dedicarse a la música. Se despertaba a las cuatro de la mañana para ir a trabajar, hasta que un buen día sonó en su radio despertador Tree Top Fliyer, del álbum Stills Alone, de Stephen Stills. LaMontagne se quedó tan impresionado que ese día decidió no ir a la fabrica. Y en lugar de eso, se dirigió a una tienda de discos y se compró el álbum. Aquella música atrapada en el vinilo era lo que realmente quería hacer. ASí es que... se olvidó de los zapatos y empezó a cantar.

En 1999 grabó su primera maqueta, que, por una serie de casualidades, llegó a Jamie Cerreta, de la editora Chrysalis Music Publishing, que decidió producirle su primer disco. En sólo dos semanas, Ray LaMontagne y el músico y productor Ethan Johns (The Jayhawks, Kings Of Leon, Ryan Adams) crearon Trouble, su primer álbum. Luego llegó Till The Sun Turns Black y ahora está a puntito de sacar el tercero.

Yo tengo un amigo soñador. Que cree que las cosas pueden ser de otra forma. Que podemos ser y debemos ser felices cada día. Que sueña con ser escritor algún día -aunque ya lo es-. Que se apeó del carro de la vida capitalista consumista cuando dejó de sentirse bien. Que hizo las maletas y voló a cumplir sus sueños. Que sueña con escribir y escribe para soñar. Que es capaz de ilusionarse como un niño con las pequeñas cosas.

¡Que vivan los soñadores!





Lesson learned

Well the truth it fell so heavy
Like a hammer through the room
That I could choose another over her
You always said I was an actor, baby
Guess in truth you thought me just amateur

That you never saw the signs
That you never lost your grip
Oh, come on now
That's such a childish claim
Now I wear the brand of traitor
Don't it seem a bit absurd
When it's clear I was so obviously framed
When it's clear I was so obviously framed

Now you act so surprised
To hear what you already know
And all you really had to do was ask
I'd have told you straight away
All those lies were truth
And all that was false was fact

Now you hold me close and hard
But I was like a statue at most
Refusing to acknowledge you'd been hurt
Now you're clawing at my throat
And you're crying all is lost
But your tears they felt so hot upon my shirt
But your tears they felt so hot upon my shirt

Well the truth it fell so heavy
Like a hammer through the room
That I could choose another over her
You always said I was an actor, baby
Guess in truth you thought me just amateur

Was it you who told me once
Now looking back it seems surreal
That all our mistakes are merely grist for the mill
So why is it now after I had my fill
would you steal from me the sorrow that I've earned
Shall we call this a lesson learned?
Shall we call this a lesson learned?

10 de octubre de 2008




EJERCICIO

*Nivel: Intermedio
*Objetivo: Expresiones propias de la despedida.

1. Aquí tienes varias formas de despedirse. Búscalas en el crucigrama. Las palabras de las expresiones compuestas aparecen juntas

Adiós

Adiós es una de las palabras más D U R A S que alguien te puede decir. A d i ó s
a
d
i
ó
s

Y te cae como un corte de digestión

Como zumo de naranja bien ácido por la mañana, en ayunas. Que hasta te chirría en los dientes]

Adiós, vaya usted con dios. Existe Dios? ¿dios? Qué Dios?

Escrito es aún peor. Porque es una de esas palabras indelebles, inmutables, innecesarias.

O tal vez no.

Dicha se la lleva el viento. Escrita, queda ahí. Para su lectura. Una y otra vez. Adiós Adiós Adiós Adiós Adiós


A diiii óoooooooooooooooossssss


AdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiós

Como un tren que avanza. Chucuchuchuuchucuchucucu

A veces, paradójicamente, es la mejor palabra. Adiós. Y como un barco que zarpa, recoges el ancla y te despides, agitando tu pañuelo blanco desde la cubierta, mirando hacia el puerto, con tristeza y nostalgia. Quizás con alivio.

No es lo mismo decir adiós que te digan adiós

AdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiós


No es lo mismo decir adiós que hasta luego. Adiós es para siempre. Hasta luego es un ratito y conlleva un hola, un reencuentro.

A D I Ó S

Te cae como un tiesto sobre la cabeza, mientras paseas por la calle. De algún despistado que puso la planta demasiado al filo. Y te pilla por sorpresa y te golpea y te atonta y te deja KO, cao, caos, caótico. Adiós. Plof

AdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiós
AdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiós
AdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiósAdiós
AdiósAdiósAdiós
Adiós

Elefantes

Esta mañana, en mi vagabundeo matutino bloguero, mi amiga S había posteado a Rachael Yamagata, una delicia que ella me descubrió hace poquito. A parte de tener una voz preciosa, hoy me di cuenta de la letra de esta canción.

Elephants


If the elephants have past lives
Yet all destined to always remember
It’s no wonder how they scream
Like you and I, they must have some temper

And I am dreaming of them on the planes
Dirtying up their beds,
Watching for some sign of rain to cool their hot heads

And how dare that you send me that card
When I am doing all that I can do
You are forcing me to remember
When all I want is just forget you

If the tiger shall protect her young
Then tell me how did you sleep by?
Oh, my instincts have failed me for once
I must have slept the whole night

And I am dreaming of them with their kill,
Tearing it all apart
Blood dripping from their lips
And teeth sinking into heart

And how dare that you say you’ll call
When you know I need some peace of mind
If you have to take sides with the animals
Won’t you do it with one who is kind?

If the hawks in the trees need the dead
If you are living you don’t stand a chance
You can lie there and say you are fed
But there are only two ends to this dance

You can flee with your wounds just in time
Or lie there as he feeds,
Watching yourself ripped to shreds and laughing as you bleed

So for those of you falling in love
Keep it kind, keep it good, keep it right
Throw yourself in the mist of danger
But keep an eye open at night

5 de octubre de 2008

To let myself go


To let myself go
To let myself flow
It's the only way of beeing
There´s no use telling me
There´s no use taking a step back
A step back from me


X: El miedo es un sentimiento irracional y destructivo que me invade.
Y: Dame tu mano, cógete a mí, yo te ayudo.
X: No puedo. Me da pánico incluso eso, cogerla.
Y: pero entonces, prefieres no cogerla a cogerla y salvarte?
X: Siento que intento que la decisión la tomes tú. Es una sensación tan triste, ver que en realidad no soy más que un cobarde.
Y: no... ¡salta! Yo te cojo, extiendo mi red. No te dejaré caer al vacío
X: Dicen que la gente demuestra lo que es en los momentos cruciales. Yo ya sé lo que soy. adiós
Y: [CRASH]

Ane Brun


S y yo vamos a ver a Ane Brun, una cantautora folk noruega, el viernes a las 22 en la Sala Be Cool. Si alguno no la conocéis, os la recomiendo. Tiene dos álbumes maravillosos, A temporary Dive (2005) y el reciente Changing of the seasons (2008), producido por Valgeir Sigurdsson (Björk, Sigur Ros, Bonnir Prince Billy...). Su música y letras son preciosas, lo que combinado a la voz superlinda que tiene y su guitarra, hacen que sus canciones sean una verdadera delicia.

A mí me gusta especialmente ésta, To let myself go, que estos días me va como anillo al dedo.



Tiene otros temas más divertidos, como Humming one of your songs, un homenaje al cine en blanco y negro de los 40.




Y aquí os dejo también un concierto,por si no podéis asistir al del viernes en BCN

Puertas



Puertas. Abiertas, cerradas. Ojalá fuera tan fácil.

Hay puertas que se abren, puertas que se medio abren y dejan entrever lo que hay tras ellas, prometiendo. Puertas. Promesas. Puertas. Medio abiertas. O medio cerradas.

Puertas que despiertan tu curiosidad, tu inquietud, sobre las que te avalanzas, a veces, muchas, sin pensar demasiado, a ver qué esconden. Otras, de tanto miedo que dan, hacen que corras y corras, intentando alejarte de ellas, en vano. Como un ratón que corre y corre en su jaula de bola.

Hay puertas que se cierran, con dolor. Que crujen, se retuercen, chillan. Pero que se cierran. Y, de repente, un día se medio abren de nuevo. Mentirosas. Esperanzadoras. Falsas. Vacías. Y cuando intentas evitar que se vuelvan a cerrar, cuando intentas abrirlas de par en par, como una trampa para ratones, saltan. ¡Plas! Y te pillan la vida y te la dejan, de nuevo, malherida.

Yo creo que las puertas son en verdad trampas. Tramposas trampas trampeantes.

T R A M P A

Últimamente, se abrieron muchas puertas que creía cerradas y se cerraron algunas de esas que siempre quise que estuvieran abiertas.

Y se colaron por ellas personas, momentos, lugares, canciones de otras épocas.
Y se esfumaron por ellas personas, momentos, lugares, sueños y futuros de esta época.

Qué curioso esto de las puertas, que haya gente que se pueda cruzar en ese abrir y cerrar, en ese entrar y salir, ir y venir.


La puerta condenada

Casi podría decirte
devorada por la angustia
me asomo
a la vieja cueva prohibida
donde habitan
-libres y crueles-
mis monstruos, mis fantasmas,
los antiguos dioses
que me reservan un castigo inevitable.Apenas un momento
los observo
y sus voces dispersas
se unen
llamándome con su canto de sirenas.

Entre lágrimas
cumplo con el rito silencioso
-madre-
y vuelvo de nuevo
a cerrar esa puerta.

Carmen Matute